Alejandro Sanz y Luis Alberto García unidos a favor de los damnificados del tornado en Cuba y en contra del régimen de la Isla

El cantante español Alejandro Sanz y el actor cubano Luis Alberto García apelaron a la solidaridad para que toda ayuda humanitaria procedente del exterior pueda llegar a la Isla para los damnificados del tornado que azotó La Habana, libre de restricciones y aranceles aduanales.

En un crítico mensaje a través de su cuenta en Twitter, Sanz lamentó que la carga recogida no pueda llegar a sus destinatarios.

«¿Cómo es posible que las ayudas recogidas para el tornado de Cuba no lleguen, que pongan restricciones aduaneras o que se apropien de ellas para poder venderlas a personas que se han quedado sin nada? Siento impotencia y el silencio del Gobierno no ayuda», escribió el popular músico.

El actor cubano Luis Alberto García, por su parte, rogó que alguien escuche a «gente buena y solidaria, cubanos y no cubanos, fuera de las costas del archipiélago, (que están) pidiendo canales por los cuales colaborar con los damnificados» del devastador fenómeno climático.

«¿Podrían escucharles? ¿Tender las manos a quienes quieren tendérnoslas? ¿Aceptar su ayuda humanitaria que no es ni debe confundirse con limosnas ni chantajes?», escribió en su perfil de Facebook.

«Cuando alguien decide dar su apoyo está mal quedarse en silencio o mirar hacia otra parte. Hasta la Aduana debería flexibilizar en estos días sus leyes. (traficantes y revendedores abstenerse)», añadió.

«Una lata de carne no tiene ideología. Tiene carne. Y salsa. Una cobija salva del frío. No es de derecha ni de izquierda. Un colchón es apolítico. Vale para dormir y hacer el amor. No todo puede venir por Western Unión. Hay uniones mejores», expresó.

Pero el anterior no ha sido el único post del actor en torno al desastre dejado por el tornado. La víspera criticó de forma contundente el hecho de que los jóvenes cubanos, movilizados por organizaciones, participaran de una marcha en homenaje a José Martí a gritar consignas, lejos del apoyo a las víctimas del meteoro.

«A los que desfilaron anoche ya con menos espontaneidad (las pioneras y pioneros de la escuela de mis hijas llevaban días confeccionando las antorchas que se usaron), algo o alguien debió sugerirles ante la ocurrencia del devastador e impredecible tornado y sus lamentables destrozos, que a Martí le habría encantado que cambiaran todo el concepto y que marcharan por las calles de Regla, Guanabacoa, 10 de Octubre, San Miguel del Padrón… recogiendo escombros, dando abrazos, un pan, esperanza, un caramelo, confianza, un colchón, una manta, un techo transitorio. Antorchas virtuales. Y sería un homenaje monumental», sostuvo.

Para el actor, habría de haberles dicho «que el legado martiano es incluyente y no excluyente. Con todos y para el bien de todos. Y no ‘con los que estén conmigo o con los que voten SÍ en las elecciones venideras».

«Creo que el discurso oficial está haciendo, peligrosamente para el futuro de la nación, demasiado hincapié en que votar SÍ, es votar por Cuba y que los verdaderos patriotas serán los que voten a favor, dejando entonces para los que voten NO o se abstengan o no asistan a las urnas, toda la traición, la apostasía y el entreguismo de este mundo», aseveró.

«En el discurso gritado, vociferado (…) del Presidente de la FEU, hubo poco Martí y demasiado énfasis en el voto positivo. ¡Yo voto sí! ¡Yo voto sí! ¡Yo voto sí! No entendí bien de qué iba la actividad. O a lo mejor sí», concluyó.

En redes sociales las reacciones de estupor ante este desfile en medio del desastre siguen siendo tendencia, desde todos los sectores.

Por Redacción de Paparazzi Cubano

Comentários no Facebook