Dice sindicalista petrolero de Venezuela: «100.000 barriles diarios de productos refinados se van en contrabando para Cuba»

Alrededor de 100.000 barriles diarios de productos refinados, producidos en el Complejo de Refinación de Paraguaná (CRP), van destinados al contrabando y hacia Cuba, así declaró Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos de Venezuela.

«La producción de las refinerías cayó a cero (…) Todos los días salen cargamentos, sobre todo del CRP, con 57.000 barriles de productos refinados: gasolina, nafta y gasoil. Además, también existe un promedio de 40.000 b/d destinados al contrabando. Es decir, casi 100.000 barriles diarios se van en contrabando para Cuba. Ahí la importancia de recuperar la independencia nacional, para que estos males no sigan ocurriendo en Venezuela», afirmó Freites e indicó que hace más de 20 años en el país se vendían 800.000 barriles diarios de productos refinados. En la actualidad, sin embargo, Venezuela no es exportador y se convirtió en importador.

El sindicalista aseguró en El Nacional que el estado de las refinerías en el país es muy grave. Recordó que en 1998, Pdvsa tenía 4.400.000 barriles de capacidad de refinación, ello debido a las plantas que había en el extranjero.

En la actualidad, ese panorama es distinto pues Pdvsa apenas logra procesar 700.000 barriles diarios. En Venezuela, solo se están produciendo 120.000 b/d, obtenidos únicamente en la refinería de Amuay, de 1.300.000 barriles en 1998. «Perdimos a nivel internacional más de 2.000.000 de barriles diarios de capacidad instalada. Todas las plantas fueron vendidas», señaló Freites.

Precisó que Venezuela cuenta con una sola planta catalítica encargada de producir las gasolinas básicas, mientras que las otras tres restantes, Cardón, El Palito y Puerto La Cruz, se encuentran paralizadas.

«En Venezuela se perdió el salario, se perdió la salud, se perdió la educación, se perdió el plan de vivienda, el plan de jubilación», especificó este sindicalista. 

Los trabajadores de este sector cobran apenas 20.000 bolívares quincenales «que no alcanzan para nada» –especifica– lo que provocó «una huida masiva de las instalaciones».

Por Redacción de Paparazzi Cubano 

Comentários no Facebook