El actor Pablo Lyle ya puede andar libremente por Miami

El juez que sigue el caso del actor Pablo Lyle le permitió andar libremente por las calles de Miami, luego de ser acusado por homicidio involuntario tras un incidente violento en el que habría provocado la muerte de un cubano de 63 años.

Sin embargo, el juez ya aceptó extender los beneficios para Lyle en cuanto a su arraigo domiciliario. «El juez le permitió al señor Lyle la posibilidad de salir libremente por la ciudad (de Miami), pero con una restricción de horario. Sólo puede salir de 9:00 am a 5:00 pm y tiene que volver y estar en casa», dijo Bruce Lehr, el abogado del acusado para El Nuevo Día y el portal de People en Español.

Al actor también se le designarán lugares a los que puede acudir, pero siempre deberá tener puesto el grillete electrónico para localizarlo.

El pasado 31 de marzo, el actor se dirigía con su familia rumbo al aeropuerto de Miami, a bordo del vehículo de su cuñado, quien trató de dar una vuelta en «U» en una zona de la autopista.

La maniobra provocó un problema con el automóvil que manejaba Juan Ricardo Hernández, un ciudadano de origen cubano de 63 años, quien bajó del vehículo para reclamar al cuñado de Lyle.

Poco después Hernández regresó a su auto, mientras que Lyle salió corriendo del otro vehículo y se dirigió hacia él para golpearlo en el rostro.

En los videos captados se ve que después de que Lyle golpeó a Hernández, éste cayó al suelo y quedó inconsciente. El hombre fue hospitalizado y falleció días después.

La situación legal para Lyle se complicó de manera seria, pues pasó de enfrentar cargos de agresión a ser acusado de homicidio involuntario y, de ser encontrado culpable, podría pasar varios años en prisión.

En una audiencia el pasado 1 de mayo, el juez Alan Fine fijó a Lyle una fianza de 50.000 dólares y le ordenó permanecer en arraigo domiciliario en Miami y con un grillete electrónico para monitorearlo.

El pasado junio Lyle se anotó una pequeña victoria cuando el juez accedió a dos de las peticiones que presentó su defensa: la oportunidad de ir a misa y también de tener horarios más flexibles para visitar a su familia en Miami.

Sin embargo, a lo que no accedió el juez fue a la petición más importante: permitir que el actor viajara a México para trabajar y obtener el dinero necesario para su defensa.

La semana pasada el actor se presentó a una nueva audiencia en Miami donde el juez rechazó desestimar los cargos contra Lyle, pero le dio fecha para un nuevo encuentro en el que su equipo legal tratará de defenderlo bajo el alegato de la Ley de Florida «Stand Your Ground» (Defiende tu espacio) que establece que bajo ciertas circunstancias los individuos pueden usar la fuerza para defenderse si están en una situación que perciben como amenazante.

Lo que sigue pendiente es el permiso para que Lyle viaje a México. Por lo pronto, el actor tendrá una nueva cita con la justicia de EEUU el próximo 22 de agosto.

Por Redacción de Paparazzi Cubano 

Comentários no Facebook