Florence se convierte en el primer gran huracán de la temporada y amenaza la costa este de EEUU

El huracán Florence alcanzó este miércoles la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson y, por su trayectoria, amenaza con azotar la costa este de Estados Unidos a fines de la próxima semana.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), este miércoles el sistema se localizaba a unos 3.200 kilómetros de la costa de EEUU, registrándosele vientos máximos sostenidos de 209 kilómetros por hora, lo cual lo convierte en el primer gran huracán de la actual temporada ciclónica.

Los últimos modelos europeos y estadounidenses pronostican que Florence se acercará peligrosamente a la cadena de islas de Carolina del Norte conocida como Bancos Externos a fines de la próxima semana, lo cual revela un cambio significativo hacia el oeste que no mostraban pronósticos anteriores.

La trayectoria de la tormenta dependerá del desarrollo y movimiento de una serie de sistemas meteorológicos a medida que la tormenta se dirige por una gran cadena de alta presión en el este de Estados Unidos y el norte del Océano Atlántico, así como del avance de un canal de baja presión a lo largo del país.

Entonces, aunque ciertamente no es el momento de entrar en pánico, los modelos probablemente cambiarán significativamente durante la próxima semana a 10 días, y definitivamente vale la pena vigilar de cerca a Florence.

Incluso si Florence se queda afuera en el océano, las modelos muestran muchos otros sistemas que se desarrollan sobre el Atlántico, casi en el momento en que la temporada de huracanes alcanza su punto máximo el 10 de septiembre. Las ocho semanas de esa fecha a menudo son el mejor momento para las condiciones que alimentan tormentas poderosas.

Comentários no Facebook