Gobierno de Estados Unidos elimina derecho a fianza para quienes solicitan asilo

El gobierno de los Estados Unidos adopta otra severa medida para obstaculizar el derecho que tienen los inmigrantes de pedir asilo. La nueva orden, que entra en vigor en 90 días y no afecta a los que se presentan a los puertos de entrada, mantendrá a miles de ellos privados de libertad de forma indefinida mientras esperan que un juez decida sus futuros en Estados Unidos.

La decisión fue anunciada por el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, quien declaró que el Gobierno norteamericano ha decidido cancelar el beneficio que permitía a los solicitantes de asilo salir en libertad provisional mientras avanzaba sus procesos en los tribunales.

Barr explica en el texto oficial que la decisión de liberar a los migrantes bajo fianza estaba fundada en una decisión errónea por parte de un juez de inmigración.

La nueva orden echa por tierra la política del «catch and release» (capturar y liberar), que se ampara en dos acuerdos judiciales de 1997 que impiden al gobierno privar de libertad a menores de edad y estipulan que si en seis meses un inmigrante no ha sido deportado, puede pedir una fianza.

La medida no afectará ni a los menores de edad no acompañados ni a las familias con niños. Tampoco afectará a los indocumentados que soliciten el asilo en los puertos de entrada.

La medida da marcha atrás a la política de asilo instaurada en el año 2005, cuando un juez determinó que los solicitantes de asilo eran elegibles para salir bajo fianza si exhibían un miedo creíble a regresar a su país de origen.

Por Redacción de Paparazzi Cubano

Comentários no Facebook