¿Por qué Estados Unidos no pudo “americanizar” Cuba?

Estados Unidos no pudo americanizar Cuba debido a su “fuerte densidad cultural” y a su educación, mientras que sí consiguió sus objetivos en Puerto Rico, donde implementó el inglés, señaló en recientes declaraciones el prestigioso historiador Lluis Costa, que ha publicado un libro en el que compara las dos identidades.

El papel que tuvo Estados Unidos en el siglo XIX en Cuba y Puerto Rico “fue muy similar, pero los dos países reaccionaron de forma distinta, ya que Cuba aprovechó todo un pasado intelectual potente y fue imposible la apropiación de una cultura por parte de Estados Unidos”.

Estados Unidos “intentó sin éxito la conversión de los cubanos hacia el apego a las costumbres estadounidenses”. En cambio en Puerto Rico “la debilidad es más evidente”, señala Costa, que ha escrito sobre el tema en el libro “Las construcciones nacionales. Entre el imaginario y la realidad” (Ediciones La Tempestad).

En Cuba había “crecido un nacionalismo cubano a partir de la integración de diversas culturas”, añade Costa, que subraya la importancia de la cultura como “instrumento que permite la construcción nacional desde el raciocinio”.

Para Costa, este “esfuerzo de integración en una sociedad multicultural, que desarrolla un nacionalismo no excluyente” hace de Cuba un “modelo”.

La Cuba postcolonial “utilizó la historia, como por ejemplo a José Martí, en la escuela para legitimar el sentimiento nacional”.

En cambio, la España del siglo XIX fue “incapaz de llevar a cabo este tipo de nacionalismo porque la educación está en manos de la Iglesia, que forma católicos y no patriotas”. España “tuvo poca habilidad en usar la educación como un instrumento de adoctrinamiento”, subraya Costa.

El autor llega así a la comparación con el nacionalismo catalán actual que, a su juicio, “se ha radicalizado y derivado hacia la incoherencia al actuar a la defensiva” de España.

Costa defiende la necesidad de “construir realidades nacionales a partir de la integración y la convivencia”.

Comentários no Facebook