Según la autopsia el capitán Rafael Acosta Arévalo fue aplastado y electrocutado en prisión por el régimen de Nicolás Maduro

Según la autopsia que le fue practicada al venezolano Rafael Acosta Arévalo y que publicó este martes el periodista Eligio Rojas, el capitán de corbeta murió el sábado pasado tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El comunicador, citado por el periódico El Nacional, dio a conocer parte del informe de la autopsia al cuerpo de Acosta Arévalo. En la información que Rojas compartió en su cuenta de Twitter, se determina que la causa de la muerte fue «edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado».

El citado diario publicó que, luego de conocerse el informe, distintos periodistas e integrantes de ONG reafirmaron que Arévalo fue asesinado bajo tortura.

«Rabdomiólisis: síndrome de necrosis muscular que presentan las víctimas de terremotos, bombardeos, derrumbes de edificios. Es decir, que el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo fue literalmente aplastado», subrayó la periodista Lisseth Boon.

«Ya es oficial: el capitán Rafael Acosta Arévalo fue brutalmente torturado hasta ocasionarle la muerte. La rabdomiólisis tiene entre sus causas el aplastamiento, la tortura, traumatismos y electroestimulación. Con este informe debe cambiar el delito imputado a los presuntos autores», expresó San Miguel.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, se pronunció sobre este crimen apenas se conoció públicamente: «No hay palabras para describir este abominable hecho. Hemos establecido contacto inmediato con la familia y la comisión de la ONU en Venezuela. He girado instrucciones a embajadores y al equipo internacional para elevar la denuncia a Gobiernos y especialmente a la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet».

Por Redacción de Paparazzi Cubano 

Comentários no Facebook