Trump sanciona a Rusia por el uso de armas químicas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso nuevas sanciones a Rusia en relación con el envenenamiento en 2018 de un exespía ruso y su hija, una medida que un legislador ruso dijo el viernes que dificultará aún más la normalización de las relaciones bilaterales.

En marzo de 2018, Serguei Skripal, un exagente de inteligencia militar ruso que se convirtió en doble espía para Gran Bretaña, y su hija que lo visitaba, Yulia, fueron encontrados inconscientes en la banca de un parque en el pueblo británico de Salisbury después de haber sido expuestos a la neurotoxina novichok. Pasaron días en condición crítica, pero sobrevivieron.

Un policía también se enfermó y, pocos meses después del ataque a los Skripal, un hombre local que encontró una botella de perfume que contenía rastros de la neurotoxina, se enfermó gravemente y su novia, Dawn Sturgess, murió tras ser expuesta accidentalmente a la sustancia.

El envenenamiento provocó un enfrentamiento diplomático en el que cientos de enviados fueron expulsados tanto de Rusia como de países occidentales.

Frants Klintsevich, miembro del comité de defensa y seguridad de la cámara alta de Rusia, cuyos puntos de vista suelen reflejar la ideología del Kremlin, expresó: «La introducción de nuevas sanciones contra Rusia por parte de Washington no sólo vuelve más hipotética la posibilidad de normalizar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, son el ataque más reciente en las relaciones internacionales en general y en la estabilidad estratégica en el mundo».

Legisladores en Washington han presionado a la Casa Blanca para que imponga más medidas punitivas contra Moscú.

Por Redacción de Paparazzi Cubano

Comentários no Facebook