ÚLTIMA HORA: Estado de emergencia en la costa este de EEUU por cercanía del poderoso huracán Florence

El huracán Florence se ha vuelto a fortalecer en su ruta hacia la costa este de los Estados Unidos y se espera que finales de la presente semana toque territorio estadounidense, informó este lunes el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

En las últimas 36 horas el sistema se ha reorganizado al punto de recuperar la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson, lo que le mantiene como un huracán de gran intensidad.

El informe meteorológico de las 12:00 pm. precisa que el huracán tiene vientos de 130 millas por hora y se mueve al oeste a 13 millas por hora.

A esta hora, se encontraba en la latitud 25 grados norte y la longitud 60.2 grados oeste, específicamente a 575 millas náuticas del sur sureste de Bermuda y a 1,230 millas al este sureste de Cape Fear, en el estado de Carolina del Norte.

Es un huracán grande y con un ojo bien definido. Sus vientos huracanados se extienden a 30 millas del centro, mientras que los de tormenta tropical se extienden a 140 millas.

Aún el NHC no ha emitido ningún aviso ante la presencia de este sistema en aguas abiertas del océano Atlántico. Sin embargo, su pronóstico es consistente en que el ciclón impactará a la costa este de Estados Unidos, principalmente a Carolina del Norte, entre el jueves y el viernes como un huracán mayor o con vientos de más de 110 millas por hora. Su efecto se extendería a los estados de Carolina el Sur y Virginia.

“Florence será un huracán grande y extremadamente peligroso, independientemente de la intensidad”, indicó el NHC.

Meteorólogos dijeron que es muy pronto para saber la ruta exacta que el ciclón tomará, pero advirtieron que podría acercarse a las Carolinas para el jueves. Las autoridades no estaban dejando nada al azar y los gobernadores de las Carolina y Virginia declararon de antemano estados de emergencia.

Barcos de la Marina en la costa de Virginia se aprestan a desviarse de la ruta del fuerte huracán, una universidad de Carolina del Norte canceló clases y muchas personas comenzaron a juntar maderas, agua y otros abastecimientos aun cuando Florence estaba lejos, al sureste de Bermuda.

Entre los mayores peligros que se han advertido por Florence son las marejadas ciclónicas, que ya afectan a Bermuda.

Además, se ha anticipado que el sistema pudiera dejar sobre 30 pulgadas de lluvia en la costa este de Estados Unidos, principalmente en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

“Existe un riesgo creciente de impactos mortales por Florence: marejadas ciclónicas en la costa, inundaciones por un evento de lluvia prolongada y dañinos vientos huracanados. Si bien es demasiado pronto para determinar el momento exacto, la ubicación y la magnitud de estos impactos, la costa y el interior de las Carolina deben monitorear de cerca el progreso de Florence, asegurarse de tener su plan de huracanes, y seguir los consejos dados por los funcionarios locales”, indicó el NHC en la discusión meteorológica.

El meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, alertó que se espera que Florence se torne estacionario una vez toque tierra en la costa este de los Estados Unidos. Dijo que por esta razón se espera que sea catastrófico.

“Se va a quedar sobre esos estados (las Carolina) por varios días. Se espera que la velocidad de traslación disminuya considerablemente y la lluvia se va a quedar sobre la misma área por mucho tiempo”, sostuvo, al explicar que se auguran “inundaciones de severas a catastróficas”.

La proyección del NHC también establece que Florence dejaría de ser un huracán mayor una vez impacte a Estados Unidos. Permanecería como un huracán, pero con vientos sostenidos de menos de 110 millas por hora.

Comentários no Facebook